15 años de Fulanita de Tal

Esta semana Fulanita de Tal celebra su 15 aniversario, y sí, yo he estado en esos 15 años, fulaneando, como muchas de vosotras y vosotros, siempre fieles. Y esto no es por algo casual, esto es porque es mucho más que un bar de copas. Por eso, y para celebrar con ellas este momento tan feliz, os presento, 15 años, 15 palabras.

VALENTÍA: Mi relación con el Fula empezó incluso antes de la inauguración de Fulanita de Tal. Lara y Ruth, con toda la ilusión del mundo, inauguraban un nuevo bar en Chueca. En aquel tiempo había que ser valiente para lanzarse a este mundo, abrir un negocio y hacerlo sin red. Me ofrecieron ser relaciones públicas, porque querían rodearse de amigas y amigos. Excelente decisión. Y yo entré porque creer en ellas y en su esfuerzo ha sido de las cosas más bonitas que me han pasado en la vida.

UNIDAS: El secreto del Fulanita es que lleva el alma de Lara y Ruth en cada pared, en cada copa que se sirve, en cada sonrisa que encuentras. Ellas supieron darle personalidad, y lo hicieron desde el principio. Casi todas y todos los que trabajábamos con ellas éramos amigas, y así crecíamos unidas, en lo bueno y en lo malo. Que había que pintar, se pintaba hasta con lunares. Que llenábamos el local, lo celebrábamos, que se rompía una tubería y había que achicar, lo hacíamos juntas. Siempre han sabido hacer equipo, y defender que esta unidad las hace más fuertes.

DIVERSIÓN: De lo primero que se me viene a la cabeza al pensar en Fulanita es esta palabra. Según crecía el Fulanita de Tal más divertido se hacía. Esto es marca de la casa, y si tuviéramos que devolver a las Pinchus toda la diversión que nos han dado, no tendrían tiempo de disfrutarlo ni en 100 mil años. GRACIAS! Por querer que nuestras vidas hayan sido más divertidas a vuestro lado, y por conseguir que al traspasar esas puertas se te pasaran casi todos los males. ¿Quién no ha ido a ahogar las penas al Fula, ha entrado medio llorando y a salido bailando la conga? ¿Quién?

MAESTRAS: Muchas sabréis que soy Dj, pues una cosa os digo: “Lara, contigo empezó todo!” Sí, mientras trabajaba con ellas de relaciones, Lara supo ver el amor que sentía por la música, y me propuso enseñarme a pinchar. Y allí fui, con mi carpeta de cds, cada domingo, a aprender. Y cuando estuve preparada, me metió a pinchar los fines de semana. Tras un tiempo, y cuando me desvié hacía la música electrónica, siguió contando con mi música y montamos una sesión que nos dio muchas risas, los domingos de Go Party!. Fueron unos años inolvidables, mis primeros pasos de lo que ahora es mi profesión,… y mira ahora, “¡mamá, salgo en la tele!” 😊

SIN-FIN: Hay un par de cosas de los inicios del Fula que no puedo dejar de recordar… Una, los miércoles de Nacho López (o los jueves de resaca en el curro) En donde sabías cuando llegabas, pero no cuando ibas a salir. “Es miércoles, una copa y me voy” pasaba a ser: “o me echas a escobazos o de aquí no me voy nunca”. Y segundo, esos cierres en petit comité, con Deborah Ombres llamando a Madonna, Eva González cortándome el flequillo con tijeras de pescado, Javi mi patata y Pato haciendo portés tan arriesgados como divertidos.

EMPRENDEDORAS: Si una cosa son Lara y Ruth es esto. Tuvieron una idea, un sueño, y lucharon por hacerlo realidad. Cuidando cada detalle. Trabajando como las que más. Dando ejemplo, dando energía positiva. Creando equipo y fidelizando a sus clientas, a las que han mimado desde el primer minuto de la inauguración, hasta ahora. ¡Por muchos chupitos más juntas!

FAMILIAR: El Fulanita es mi segunda casa. Y no lo digo porque haya ido muchas… muchísimas veces. Lo digo porque he llevado a todas las personas que son o han sido importantes en mi vida, y eso es sinónimo de hogar. Las y los que sois, lo sabéis, y el que ya no está, también lo sabe, porque me estará leyendo desde su estrella y sonriendo recordando esas noches en las que daba igual la edad, la condición sexual, el color, el sabor, la nacionalidad. Daba igual todo! Y no solo eso, la empresa es también familiar, porque Lara y Ruth lo son, y porque todo el que trabaja allí pasa a formar parte de esa familia.

FIDELIDAD. Fulanita de Tal nunca falla. Siempre que vas te diviertes y sales con una sonrisa. Con mucho ambiente, baile y risas. Por eso nos hemos mantenido fieles a ellas. Y eso, queridas amigas, es muy complicado en Madrid. Os lo digo por experiencia. En la capital hay tantas opciones que usamos y tiramos… Si algo está de moda un año, al siguiente puede ser un fracaso. Por eso es tan valiosa esta palabra. Porque Fulanita siempre está de moda, y sus clientas somos fieles, más que a muchas otras cosas.

SOLIDARIAS: Esto lo quiero destacar porque personalmente tengo mucho que agradecer a la familia Fulanita. Cuando me fui de voluntaria a Grecia con los refugiados, allí estuvieron para recaudar fondos con conciertos en el Fula y así, poder llevarnos la maleta llena de juguetes, pañales, papillas… Gracias a todos lo que colaborasteis ese día, me emociono al recordarlo. El año pasado, para Reyes, les ofrecí otra locurilla, una noche electrónica para recaudar fondos para Save a Girl, Save a Generation Una asociación que lucha para erradicar la mutilación genital femenina en Kenia y denunciar la explotación infantil. Y fue un éxito, de hecho repetimos este 2020, así, en primicia. Porque a veces hay que ayudar a los Reyes Magos para que lleguen a donde más lo necesitan. (perritos)

SORORIDAD: La sororidad es una nueva forma de encarar los problemas sociales mediante una relación más íntima y comprensiva entre mujeres creando así el empoderamiento del género femenino en la sociedad actual. Y sí, Fulanita es sororidad, porque de manera cómplice favorece que las mujeres nos apoyemos y nos unamos para no estar discriminadas por nuestro género. Y de apoyarnos las unas sobre las otras cuando vamos como las Grecas, también. Gracias Lara, Ruth y Bea por apostar siempre por el Girl Power!!

DEPORTIVIDAD. Muchos de los valores del deportista, y eso lo sabe bien Bea, están en Fulanita de Tal. Quizá por eso se les ocurrió montar la Liga Fulanita. Y como ellas son de las que sueñan a lo grande, esa Liga ya tiene 33 equipos y tiene el tercer tiempo más divertido de Madrid. En esa Liga se juega a disfrutar, al compañerismo, la deportividad y a ganar, también. Muchos tobillos lo han sufrido. Esta Liga de mujeres es otro acierto y otro brazo más de este Universo que es Fulanita de Tal.

RENOVACIÓN. Fulanita siempre ha sido muy del lema de Madonna: renovarse o morir. Y aquí tengo que resaltar la labor de Bea, además de pertenecer a cada una de las 15 palabras de este post, en reinventar el Fula ha tenido mucho que ver. Con esa complicidad y esa manera tan bonita de cuidar a Lara y al Fulanita, ha ido dándole aire fresco, modernizando el concepto, aportando y revitalizando. Y esto me lleva al siguiente punto…

GUERRERAS. Bea es una guerrera, y Lara, Ruth y Papa Pinchu, también. Aunque todo parezca que va solo en el Fulanita, eso no es así. Hay mucho trabajo, y mucho sacrificio, os lo digo yo que lo he vivido en primera persona. Siempre han apostado por Fulanita de Tal, no como un negocio, sino como un lugar en el que participábamos todas. Son como unas alcaldesas, pero de las buenas, como Carmena. En los malos momentos no se rendían, y resolvían, y tiraban hacia delante siempre con una sonrisa. Y es por esto, por lo que Fulanita de Tal es mucho más que un negocio, mucho más que un bar de copas.

ORGULLO. En el Fulanita siempre ha existido esta palabra, desde su primer año de existencia. Y no solo porque ya se atrevieran a montar una carroza a los seis meses de abrir. Es Orgullo porque en su bandera, esa en la que aparece esa muchacha de posición imposible rodeada de un circulo, ondea la DIVERSIDAD, la VISIVILIDAD, el AMOR, el ARCO IRIS. Orgullo es ver esas dos carrozas, 15 años después, apoyando siempre al colectivo LGTBI+

REFERENCIA. Allá donde vayas, en España y en el Mundo, si una bollera ha estado en Madrid, te hablará de Fulanita de Tal. Famosas en el mundo entero, como el Gaitero. Me ha ocurrido, y seguro que a muchas de vosotras también. Y entonces os habréis puesto como un pavo real, hablando de lo guau que es tener un sitio así en donde vives, lo bien que te lo has pasado, las chicas tan guapas que hay, que no hay garrafón, de como bailas entre chupito y chupito. Y con esto doy base a todo este post, hacer un Fulanita de Tal no debe ser tan fácil, porque otra cosa que te habrá pasado es: viajar a una ciudad, buscar garitos de ambiente de chicas, y decir… ¡Ojalá hubiera un Fulanita de Tal aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *